Filosofía Montessori

La Filosofía Montessori es una actitud educativa, más que un sistema educativo. Su creadora, María Montessori (1870-1952), una innovadora pedagoga y Doctora en Medicina, dedicó su vida al estudio científico de la educación. Su objetivo era el de armonizar el proceso educativo con el desarrollo natural del niño e integrar las cualidades físicas, intelectuales, emocionales y espirituales de cada niño.

En Papallona basamos nuestra filosofía inspirándonos en esta línea en la que todo niño quiere aprender de manera activa y libre y aportamos todos los medios necesarios para que este aprendizaje despierte su curiosidad y asombro hacia el mundo que les rodea.

Algunos principios de esta filosofía son:

  • Respetar el propio proceso de desarrollo individual de cada niño.
  • Desarrollar una actitud de confianza, lealtad y orientación entre el educador y el alumno.
  • Animar el potencial y la individualidad del alumno, de una manera espontánea y natural para hacer que él mismo sea el motor de su propia educación.
  • Desarrollar las capacidades personales del niño en las que es más sensible en cada etapa de desarrollo.
  • Proporcionar un entorno escolar y un aula adecuada para las diferentes etapas de desarrollo, con materiales didácticos adecuados para cada etapa.

Mente Absorbente

Desde el nacimiento hasta más o menos los 6 años, la mente de los niños absorbe de forma rápida e inconsciente información del entorno en el que está. Durante este tiempo, estas impresiones lo van formando y modelando, representando un papel importante en su desarrollo futuro.

El niño establece habilidades gracias a repetir una actividad que le resulta estimulante en su entorno cercano.

Mente Creativa

A partir de los 6 años se desarrolla la mente creativa, en la que suceden cambios en la personalidad como la demostración de la independencia.

En esta etapa se desarrolla una gran capacidad de memoria, se focaliza en la exploración y es el mejor momento para adentrarse en la cultura y en conocer cómo funciona el mundo que les rodea.

Es el momento de relacionarse mediante actividades organizadas y grupales que respondan a sus necesidades intelectuales y de sociabilización.

El juego es el trabajo de la infancia

El juego es esencial para los niños porque es el medio a través del cual exploran, conocen y se acercan al mundo y a la realidad que les rodea.

El juego ayuda a los niños a ser activos, tomar decisiones y ser hábiles. Unimos el juego desde un amplio enfoque de contenidos. Utilizamos juegos que tratan aspectos sensoriales, motores, cognitivos y de experiencias sociales y emocionales que proporcionan al niño un entorno ideal y estimulante desde el desarrollo del cerebro.

Aprendizaje

Aprendizaje de nuevas habilidades y mejora de las ya adquiridas

Lenguaje

Nuevo lenguaje e interiorización del mismo

Resolución

Solución de problemas

Política de privacidad Copyright© 2019 Papallona by Celebrand